EXCURSIONES 2011

Ahí estaba Samaniego, en su quiosco, como esperando a que todos los visitantes se retraten con él. Ciértamente todos conocimos sus fábulas antes que ninguna otra cosa referente a Laguardia.